TRABASIL

Las trabas anaeróbicas son resinas líquidas que polimerizan por ausencia de oxígeno y el efecto catalizador de los metales.

Rellenan el 100% del espacio libre, se alojan en las rugosidades y unen las dos piezas formando un cuerpo único que absorbe vibraciones y choques, impidiendo aflojamientos y desgaste.

Son además efectivos selladores y evitan la oxidación de las superficies. El excedente expuesto al aire no cura, no contamina, no tapa filtros, no traba válvulas y puede ser limpiado fácilmente.
Las trabas anaeróbicas, con diferentes valores de resistencia al cizallamiento, a la temperatura, a la presión entre otros factores, permiten cubrir todas las necesidades de fijación y sellado de piezas mecánicas. Cuando una traba anaeróbica ha sido convenientemente elegida los desarmes se realizan con herramientas y métodos convencionales, acordes al uso y tamaño de las piezas.
Las trabas anaeróbicas resisten temperaturas de trabajo de -50 ºC a +220 ºC, con lo cual satisfacen las exigencias de la gran mayoría de los montajes mecánicos.

Mostrando todos los resultados 5

Mostrando todos los resultados 5